08 noviembre 2005

El Copihue


Hace muchos años, en los bosque del sur vivía una hermosa niña llamada Rayén. Ella amaba a Maitú, el guerrero más valiente de su tribu. Habían sido prometidos en matrimonio por sus padres cuando eran niños. Un día de primavera, Maitú partió con los hombres del pueblo, a luchar en una batalla a orillas del río Toltén.
Rayén estaba muy triste. Como era habitual, cada vez que Maitú se ausentaba, Rayén subía al Pino más alto del bosque. Desde allí, podía observar el polvo que levantaban los guerreros en el combate, y cuando regresaban, salía a su encuentro. Pero esa mañana no vio nada y su marido no volvió.
Rayén llora de pena en el bosque derramando muchas lágrimas que se convirtieron en flores de sangre. Colgando de los árboles altos y pequeños, se tiraron a los pies de la niña, diciéndole que con su pena les dio la vida y ellas le darían alegría. Es así, que la hermosa Rayén se tendió y una alfombra roja salió volando por los cielos. Era la india que iba al encuentro de Maitú.
Desde entonces florecen los copihues, recordando el dolor de la mapuche y el valor del guerrero que lucha hasta morir.
(leyenda Chilena)


___________________

2 comentarios:

Mikamy dijo...

¡Oh, que bello blog! Me encantan las leyendas chilenas....especialmente las de la zona central y sobre los mapuches, pues vivo en la séptima región....

Yo poseo algunas leyendas chilenas, si hay alguna posibilidad de que pueda colaborar con este proyecto, ustedes me avisan por medio de mi blog o de mi mail [ pagan.lady@gmail.com ]

de todos modos, ya tienen una lectora.

saludos y bendiciones,

Mikamy

javiera wagner dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.