22 febrero 2009

Kurma y el Océano de leche.


Un sabio Brahman llamado Dervaras, regaló cierto día una hermosa guirnalda a Indra. Éste le agradeció el gesto al sabio y la colocó en la cabeza de su elefante. Pero el paquidermo se excitó con el perfume que tenía la guirnalda y la tiró al suelo. Dervaras entendió esto como un desprecio y una ofensa. Decidió entonces maldecir a Indra y a todos los dioses diciéndole que su reino terminaría pronto. Los Dioses pronto vieron perder su poder y temieron ser vencidos por los asuras (demonios). Fue Visnu quien ideó un plan para combatir la maldición. Reunió a los demás Dioses y les dijo: "Tomad plantas y hierbas de distintos tipos y echadlos en el mar de leche.

Tomad a la montaña Mandava como palo de batir y a Vasoki, la Serpiente, como soga. Juntos batid el océano para producir el brebaje fuente de toda fuerza e inmortalidad".
Así hicieron los dioses y Visnú llevó a cabo su segunda encarnación en la tierra en forma de tortuga, para ser utilizada como eje para la gran "batidora" del océano.
Cuando batieron el mar de leche, surgió de las aguas en primer lugar: la Vaca Sagrada Surabhi, fuente eterna de leche y mantequilla. Luego saldrían: Varuni, la diosa del vino; Parijata, árbol del paraíso; las apsaras, coro de ninfas celestiales y la luna. Después aparecería la más bella de todas las diosas: Sri o Laksmi, quien luego se casaría con Visnu.
Al final surgió Dharvantari, médico de los dioses. En su mano sostenía la copa del néctar milagroso. Cada uno de los dioses tomó del brebaje y volvieron a ser poderosos, terminando así con la maldición de Dervaras.


___________________

3 comentarios:

MUSMUKEANDO - FRANZ MAX dijo...

excelente blog!

felicitaciones

abrazos

PAPO dijo...

Amanita Virosa

Silencioso y cándido,
como el despertar de la criada,
de nuevo joven
y preparado para el trabajo;
intento domeñar la mitosis...
desenlutando la palabra
que esperó, como una migala,
durante años.
Mimbro sentidos
(e imaginados)
alrededor del epitafio
de esta literatura,
ergotizando...
caigo en silencios,
en las vanas sombras de las palabras;
caigo en cuentas.
Todavía no he comenzado.

Ricardo Costa Brizuela

SofIsTICaDa dijo...

sissssssss.. no creas que pese al tiempo me he olvidado de ti .. te extraño mucho nena, besitos a brunitos y que estes biennnnnn aer cuando me agregas tengo mucho que contarte .. besitos y te kierooo.. sofis o princesita_27.