10 noviembre 2007

Leyenda del Roble Albar (Oak)



Un día, hace no mucho tiempo, un hombre que se apoyaba contra un Roble Albar, en un viejo parque de Surray, escuchó lo que el árbol pensaba. Eran sonidos muy curiosos, pero los árboles piensan, como se sabe y algunas personas pueden entender lo que éstos piensan. Éste viejo Roble, y era un Roble muy viejo, se decía para si: "Cómo envido a las vacas del prado que pueden andar por todo el campo, y aquí estoy yo; todo alrededor de mi es tan hermoso y maravilloso, los rayos del sol y la brisa y la lluvia y sin embargo estoy enraizado en éste lugar." Y años más adelante, el hombre descubrió que en las flores del Roble Albar había un gran poder, el poder de curar a mucha gente enferma, y de éste modo recolectó las flores del Roble y las convirtió en medicina. Y muchísimas personas fueron curadas y volvieron a sentirse bien. Algún tiempo después de ésto, en una calurosa tarde de verano, el hombre estaba reclinado al borde de un campo de trigo, muy próximo al sueño, y escuchó a un árbol pensar y algunas personas pueden oír el pensamiento de los árboles. Y el árbol hablaba con sigo mismo muy sosegadamente y decía: "Ya no envidio a las vacas que andan por los prados, ahora puedo ir a los cuatros puntos cardinales y curar a los enfermos."; y el hombre miró hacia arriba y descubrió que era un Roble Albar el que estaba pensando.


___________________

9 comentarios:

Protheus dijo...

Releer este blog es entrar en la Naturaleza del ser humano.
nada hay de extraño, nada de ajeno: aquí todo nos pertenece.

Un vicio mas...Tu vicio. dijo...

cuando estuve de intercambio en españa, una de las regiones que quise visitar, incluso antes de llegar ahi, fue el norte de españa..especificamente la Coruña...cuando llegue ahi, mis espectativas se cumplieron, es decir yo viajaba buscando aires celtas, y los encontre, todo lleva ahi...aunque se sabe que es con fines turisticos, la gente se siente muy orgullosa de sus antepasados, es decir, de sus leyendas, historia, tradiciones, rituales, etc. Es todo un cuento andar por los bares de la ciudad en la noche, es decir, todos te brindan musica celta y en la mayoria hay instrumentos dispuestos para que alguien los toque, es decir, es sobre el escenario y el que quiere se sube...ahi lamente no saber tocar gaita, jajaja...

tengo un libro de leyendas celtas, y tb me traje mucha musica...es muy bella,,,todo lindo....

gracias por compartir este leyenda, que en cierta medida rescata la relacion especial que tenian los celtas con la naturaleza y con su propio espiritu...

besos y abrazos infinitos...

LunaOscura dijo...

Como amante y estudiosa de los mitos y leyendas me alegro de haber encontrado este rincón mágico en la red.
Os añado a mis links y os invito a visitar mi pequeño espacio en internet, donde, entre otros temas, trato temas mitológicos, leyendas y folclore. http://0hijasdelaluna0.blogspot.com/

Fernandita dijo...

De tanto buscarnos quizas un día nos encontremos, dicen que ese día nos daremos cuenta de que la busqueda se dió con los ojos cerrados, porque allí estarán quien hoy ya estan, pero los miraremos con otros ojos

General Gato dijo...

¡Hola! No me había dado el trabajo de dejar un saludo, a pesar de tener enlazado este estupendo blog desde Siglos Curiosos, mi blog de historia (http://sigloscuriosos.blogspot.com). Encuentro muy bueno este blog, y espero que sigan mucho tiempo adelante.

Mis parabienes, y saludos cordiales desde Chile.

Poetiza dijo...

Que hermosa leyenda. Saludos. Lindo blog.

Shrekxter dijo...

Que profundas palabras...creo que llegué de casualidad...bueno, la casulidad o la causalidad...

Respecto a la leyenda del roble, pasa tan seguido el ver más lleno el vaso ajeno...

Cuantas veces nos cegamos a nuestras falencias....

Buen blog...pasaré más seguido...

Saludos.. por ahí te lees

Protheus dijo...

Interesante alegoría acerca de los dones personales.
Y es que las leyendas no son solo cuentos: muchas tienen consejas, muchas retratan al ser humano, y ninguna nos es ajena...

El pequeño Dardo dijo...

Una leyenda preciosa, muy bella en su contenido y en su mensaje hacia la naturaleza, que es tan sabia...

Un placer leerte y sentirte tan cerca querida amiga.

¡Feliz Navidad y próspero año 2008!

Besos, Dardo.